¿Por qué un departamento de Investigación y Divulgación Científica en la escuela Tomás Alva Edison?

COORDINADOR GENERAL DE INVESTIGACIÓN Y DIVULGACIÓN CIENTÍFICA

Mtro. Víctor García

Asesora: María Escobar


Actualmente, entendemos el paradigma de educar como la recreación de un ambiente donde se viva una cultura de excelencia, con tal de que nuestros estudiantes se forjen un estilo de vida caracterizado por este ideal y trasciendan en virtud del desarrollo pleno de todas sus potencialidades puestas al servicio de los demás. A partir de los cuatro Pilares Básicos de la Educación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en la Escuela Tomás Alva Edison hemos generado un quinto pilar, obteniéndose con ellos las bases estructurales de nuestro Modelo Educativo: Aprender a aprender, Aprender a hacer, Aprender a convivir, Aprender a ser, Aprender a trascender.

Al articular estos pilares con cada una de las Secciones de la Escuela Tomás Alva Edison, se desarrolló el conjunto de programas académicos, científicos, tecnológicos, culturales y deportivos que, al tiempo de satisfacer los requisitos de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), responden a un modo de ser propio del TAE, constituyendo la expresión operativa de nuestro Modelo Educativo.

La base e importancia de nuestro modelo son preceptos teóricos, académicos y filosóficos, como son: manejo de competencias, el constructivismo, la disciplina con dignidad, las inteligencias múltiples y los programas de activación de la inteligencia, por mencionar algunos; con base en ellos se logra la formación integral de nuestros alumnos.

Desde su fundación, hace ya 30 años, la escuela Tomas Alva Edison se ha destacado por la educación integral de sus alumnos; imprimiendo en ellos valores de excelencia, superación, trabajo, honestidad, respeto y buenos hábitos.

La Filosofía Institucional TAE de mejora continua, junto con sus programas académicos, está orientada hacia el desarrollo integral de la persona, genera una búsqueda permanente de los avances científicos, tecnológicos, pedagógicos, culturales y sociales.

Su Misión es educar y formar niños y jóvenes íntegros y exitosos, de excelencia académica y humana con pleno respeto a su dignidad.

La divulgación científica, la educación en investigación y el trabajo en actividades científicas y tecnológicas son sustanciales y forman parte del quehacer prioritario de toda actividad universitaria y son pilares académicos de toda institución educativa.

Las nuevas tendencias didácticas y pedagógicas demuestran que la actividad colectiva vinculada a la metodología científica son, hoy por hoy, las mejores herramientas que se pueden utilizar para formar ciudadanos íntegros.

El trabajo cooperativo dentro de las nuevas tendencias, tales como el constructivismo, las competencias para la vida y cualquier otra tecnología educativa, siempre están vinculadas al trabajo científico basado en la divulgación, el aprendizaje y la práctica del método científico.

El contenido académico actual en toda institución educativa sugiere una mayor  participación del alumno en el aprendizaje mediante los métodos activos de la investigación y la experimentación, características esenciales de la ciencia, y el propósito fundamental de la educación es propiciar el aprendizaje en el estudiante. El punto de partida es el propio alumno y la meta es el cambio en su conducta. El objetivo del quehacer didáctico es asegurar que ocurran los mayores y más positivos cambios en su ésta.

Para poder ser congruente con su Misión y Visión, en el TAE se fomentan programas que continuamente vinculen al estudiante con la sociedad, en todos los ámbitos del conocimiento. Por lo que, estructurar un Departamento de Investigación y Divulgación Científica es una forma de consolidar la Misión y Filosofía TAE.

El Programa del Departamento tiene como objetivo principal: motivar, inducir y orientar a los estudiantes y a los profesores en la investigación formal.

Para ello, cuenta con tres subprogramas: Promoción científica, Orientación Científica, así como Iniciación científica formal; todos destinados al seguimiento paulatino del aprendizaje del estudiante por el profesor promotor. Dichos subprogramas no tienen una duración específica, lo que permite que los estudiantes puedan capacitarse en diferentes momentos y a la velocidad que ellos lo requieran, esto implica una necesidad de comunicación entre el coordinador, asesor y alumno.

Cada uno de los subprogramas presenta actividades específicas; así, por ejemplo, el subprograma de Promoción Científica tiene como actividades difundir el programa, generar inquietudes hacia actividades científicas, organizar concursos, talleres y mesas redondas.

El subprograma de Orientación Científica tiene como actividades: divulgar desarrollos científicos, desarrollar protocolos de investigación y organizar visitas a diferentes centros de investigación.

Por su parte, el subprograma de Iniciación Científica tiene como actividades: iniciar  proyectos de investigación y motivar a los estudiantes a incorporarse a una estancia corta en el período interanual o participar en foros estudiantiles que permitan el intercambio de ideas y la actualización de avances científicos  entre iguales, como son la Feria de las Ciencias, ExpoCiencias Metropolitana y el Congreso de Investigación del SI, entre otros; generando en el estudiante una búsqueda permanente de los avances científicos, tecnológicos, pedagógicos, culturales y sociales, búsqueda que el TAE plasma en su filosofía.

En el programa el alumno desde su ingreso a nuestra preparatoria puede ingresar a participar en  cada uno de los subprogramas y llegar incluso a investigación en algunos de los institutos, facultades y hospitales con los cuales la escuela tiene convenios de colaboración.

Contacto